Comprar entradas

Noticias

Pedro Martínez, presentado: “He venido porque creo en este club”

El entrenador catalán fue presentado este martes tras dirigir su primera sesión con el equipo.

Pedro Martínez ya ejerce como entrenador del Herbalife Gran Canaria. El técnico barcelonés, que vivirá su tercera etapa en el club claretiano, explicó cómo se produjo su llegada y lo que puede aportar.

Martínez estuvo acompañado por Enrique Moreno, presidente del Club Baloncesto Gran Canaria, y Berdi Pérez, director deportivo. El primero abrió la comparecencia aprovechando la ocasión para agradecer la encomiable labor de Víctor García, “un hombre de la casa” que ha mostrado “un gran compromiso” al frente del equipo. Tanto él como Pérez coincidieron en desearle la mejor de las suertes a Pedro Martínez, que posteriormente analizó su llegada y respondió a los medios presentes.

Declaraciones de Pedro Martínez

“Víctor es uno de mis mejores amigos, tengo una relación muy unida, de mucho contacto. El sábado me llamó Berdi, diciéndome que existía la posibilidad de cambiar de entrenador. Pregunté cuál era el motivo, y me dijo que era algo acordado con el propio Víctor. Hablé con Víctor y me confirmó que él creía era lo mejor, que el equipo necesitaba una línea diferente a la que estaba dando. Yo no estaba muy de acuerdo porque he visto partidos del Granca últimamente y creo que estaba haciendo un gran trabajo. Su decisión es de una honradez tremenda, de una profesionalidad muy grande. No es un cese al uso, no es que yo venga a sustituir a alguien cesado, a alguien que quiero. Incluso animado por Víctor, veo la situación de una manera diferente”.

“Ayudar al equipo en lo que pueda, en lo que dependa de mí. No vengo a cambiar ninguna dinámica, más allá de lo que yo pueda ayudar a cambiarla. Siendo uno más, ayudando a los jugadores a que mejoren. Ayudando a un club que quiero, al que estoy muy agradecido por mi pasado. Con el esfuerzo de todos, y la ayuda de la afición, podremos sacar las cosas adelante. Es una temporada muy dura, jugando Euroliga que es una competición muy difícil. Estamos en un momento complicado, ha sido difícil tomar la decisión. He tenido otras opciones de equipos de la misma zona pero la opción del Granca tiene un componente personal especial que me hace aceptar la oferta. Ojalá que podamos ser capaces todos de ser conscientes en el momento en el que estamos”.

“Si te soy sincero, no vengo con ese objetivo. Vengo con el objetivo de ayudar a los jugadores a que mejoren, y que el equipo mejore. Si te dijera que vengo a ganar partidos quedaría muy bien, pero soy entrenador y no gano partidos. Puedo ayudar con trabajo y esfuerzo a ganar, pero no puedo ganarlos. Eso es cosa de los jugadores. Tengo una gran responsabilidad en intentar ayudar a que los jugadores mejoren individual y colectivamente, y a que lleguen a los partidos con buenos valores. Ese es mi objetivo. Si eso lo hacemos bien, nos puede dar buenos resultados. No me comprometo a nada más allá”.

“Cuando decía que hay que ayudar a los jugadores es a todos los niveles. No solamente en la pista. He seguido bastante al Granca durante la temporada, y siempre me ha parecido que los jugadores tenían buena actitud. Incluso en días malos como contra Zalgiris. Se les veía un poco hundidos, pero creo que los jugadores son de buena pasta, de buena mentalidad, juegan con esfuerzos. Son los primeros que están frustrados y eso crea una peor dinámica. Pero no todo es ganar, hay otras cosas. Los jugadores del Granca, durante todo el año, están dando una muy buena imagen de compromiso y mentalidad, evidentemente no con los resultados que se esperaba a inicio de temporada, quizá por los aficionados. Ha habido lesiones que ha complicado la situación, jugar la Euroliga para equipos novel es difícil. Quedan 17 partidos por delante y es el momento de la verdad, el momento decisivo para dar un paso adelante. Nos tenemos que preparar, no va a ser fácil. Solo con mi presencia no espero que se produzca una revolución. Hay que saber que lo que ha pasado hasta ahora no era responsabilidad de Salva Maldonado o de Víctor”.

“No soy demasiado partidario de hablar del pasado, prefiero estar centrado en el presente, y ver qué podemos hacer a partir de hoy. Del pasado no valen mucho las cosas, ni buenas ni malas. Quiero estar concentrado en ayudar a los jugadores a que den su máximo. He visto buena predisposición. Soy moderadamente optimista en que vamos a sacar el tema complicado que tenemos por delante. Hay que pensar en mejorar. Esta tarde tenemos entrenamiento y eso pasa por esta tarde. Si cada uno consigue una pequeña mejora, la suma de esos aspectos nos puede ayudar”.

“Si me garantizas que perdiendo de paliza en Europa si luego ganamos… Pero no sé si creerte. Como ni yo, ni tú ni nadie puede garantizar eso, vamos a intentar hacer las cosas bien en el día a día. En cada entrenamiento, y luego en el partido del jueves. Tener una buena mentalidad competitiva, y llegar hasta donde lleguemos. Los jugadores también tienen sus objetivos, no hace falta decirle a los jugadores que nos tenemos que centrar en ACB. En vez de pensar en qué necesitamos en ACB, aconsejo hacer las cosas bien en el día a día”.

“En un principio no, creemos que tiene que coger un poco de distancia. Hoy Víctor ha estado en el entrenamiento con total normalidad, y yo cuento con él. Sigue trabajando para el club, es una persona muy valorada, y cuento con él; pero también quiero que se sienta cómodo, y en un principio en el banquillo es mejor que no esté. A mí me parece que es una buena decisión”.

“El baloncesto es equilibrio. Pasarnos un poco mejor el balón, jugar con más pases. Y en defensa creo que deberíamos mejorar como equipo. Pero quiero saber si lo vamos a poder hacer, vamos a intentar mejorar los pequeños detalles. No habrá revolución táctica porque el equipo estaba en una línea buena, pero en pequeños detalles: en los balances, defensas de bloqueos,… En todo”.

“He venido, ahora mismo, hasta el mes de mayo. Porque creo que puedo ayudar, creo que tengo algunas soluciones para ayudar a mejorar a los jugadores, y porque creo que el club está en un momento delicado y tengo la mejor de las voluntades para ayudar. No pienso en más que llegar mayo y que estemos todos contentos de lo hecho. Cuando llegue mayo, nos miraremos a la cara y veremos dónde estamos. Mi compromiso con el club es hasta final de temporada, y luego decidiremos lo que creamos más conveniente”.

“He venido porque creo en este club, en las personas que lo dirigen. Creo en el grupo de jugadores y creo que podemos sacarlo adelante, pero no me considero un salvador y nunca lo fui”.

“Víctor es una persona muy centrada. Él sabe lo que hay. Me consta que lo ha dado todo, no ha regateado ningún esfuerzo. Personalmente creo que lo ha hecho bien, lo estaba haciendo bien, con propuestas tácticas correctas. No tengo nada que criticarle. Han decidido, los responsables con él incluido, que esto era lo mejor para el club. Si sacamos la temporada adelante él tendrá mucho que ver”.