Comprar entradas

Liga Endesa

Andorra sigue siendo inexpugnable para el Herbalife Gran Canaria (99-85)

Los andorranos controlaron el partido desde el arranque y los amarillos no pudieron luchar por el triunfo.

Con la zona baja ardiendo tras las victorias de Delteco GBC, UCAM Murcia y Montakit Fuenlabrada, el Herbalife Gran Canaria visitaba una de sus canchas malditas. Tocaba cruzar el muro y jugar ante un MoraBanc Andorra que llegaba a la cita tras una aciaga semana en la que había caído en semifinales de EuroCup ante el Alba Berlín.

Los claretianos, en sus primeras cinco visitas a Andorra, no habían logrado ganar. Los andorranos, que apenas 48 horas antes habían jugado, saltaron al parqué a morder, dispuestos a olvidar las penas continentales. Vitali y Shurna conectaron los dos primeros lanzamientos desde más allá de 6,75 y Pedro Martínez tuvo que parar el partido (10-2, minuto 4) cuando no habían transcurrido ni cuatro minutos de choque.

MoraBanc Andorra llevó la voz cantante de inicio a fin en el primer acto del partido. El conjunto de Ibon Navarro anotó con muchísima comodidad y en defensa conseguían cortocircuitar el trabajo claretiano. Un triple de Kim Tillie (15-11, minuto 6) parecía acercar en el luminoso a los amarillos, pero fue un oasis en el desierto. Los del Principado siguieron sumando con facilidad y llegaron a disfrutar de una renta de hasta doce puntos que quedó en once tras un tiro libre de Clevin Hannah (29-18).

El descanso entre cuartos era lo que mejor le podía venir al Herbalife Gran Canaria visto lo visto en el primer acto. Sin embargo, no surtió el efecto esperado. Y eso que Jacob Wiley, el mejor jugador claretiano de la tarde, se empeñó en hacer reaccionar a los suyos. Cuatro puntos consecutivos (33-24, minuto 14) rebajaba la desventaja por debajo de la decena. Pero Ennis, que clavó un 5/5 en triples en la primera mitad, respondió a ese pequeño parcial con uno de sus lanzamientos desde más allá de 6,75.

El ‘Granca’ no conseguía anotar de ninguna manera y el MoraBanc Andorra corría y disfrutaba en el parqué. La parroquia local animaba a los suyos sin parar y el Herbalife Gran Canaria no hallaba respuestas. Una canasta de Diagne en la pintura (49-28, minuto 18) elevaba la renta de los anfitriones por encima de la veintena de puntos. El tiempo muerto previo al descanso no sirvió de mucho y los andorranos encararon el túnel de vestuarios con una clara ventaja en el marcador (55-35).

Derrota clara

Había que remontar veinte puntos. No era una misión imposible pero sí muy, muy complicada. Y al ‘Granca’, en su visita a Andorra, le faltó acierto y defensa para poder competir. MoraBanc Andorra, con confianza suprema tras la primera mitad que había firmado, siguió exhibiéndose en el tiro exterior. Jelinek clavaba un triple (66-38, minuto 24) para colocar un tanteo doloroso en el marcador.

Dylan Ennis seguía a lo suyo y firmaba el sexto acierto en su sexto intento. Poco podía hacer un Herbalife Gran Canaria sin argumentos para, tan siquiera, amenazar con meterse en el encuentro. Los andorranos seguían jugando a placer, anotando, y seguros de sumar un triunfo que habían sellado ya en el segundo cuarto. A falta de diez minutos, los amarillos caían por 22 puntos (77-55).

En el tercer cuarto, los claretianos se habían llegado a colocar a solo 15 puntos con un parcial de 1-14, pero MoraBanc Andorra, exhibiendo un acierto demoledor, había matado cualquier esperanza claretiana de remontada.

La gesta épica no llegó y los amarillos cayeron de forma clara. Seis visitas a Andorra, y seis derrotas. El Herbalife Gran Canaria retornará ahora a la isla para preparar el desplazamiento a Tel-Aviv -partido frente a Maccabi el jueves- con la vista puesta, también, en el difícil choque de Liga Endesa del sábado, a las 19:30 horas, ante Valencia Basket en el Gran Canaria Arena.