Comprar entradas

Cantera

Buen papel del infantil en la previa de la Minicopa Endesa pese a no lograr la clasificación

El Gran Canaria de categoría infantil disputó este pasado domingo y lunes la fase previa de la Minicopa Endesa, que se celebró en diferentes pabellones de Madrid y Fuenlabrada.

Por segundo año consecutivo se realizó esta fase clasificatoria para el torneo que, tradicionalmente, se realiza de manera paralela a la Copa del Rey. El conjunto amarillo sumó un triunfo en cuatro partidos y no pudo pelear por un billete a la competición que tendrá lugar en el mes de febrero en Vitoria. Los claretianos, eso sí, pelearon en todos y cada uno de los partidos y firmaron un muy buen papel, manteniendo la cabeza alta en todo momento.

El pasado domingo el equipo de Dani Santiago disputó dos partidos que se antojaban claves en la lucha por una plaza en la fase final de la Minicopa Endesa. Los amarillos se estrenaron ante el Tecnyconta Zaragoza en un duelo muy igualado. El Gran Canaria consiguió llevar el peso del encuentro en todo momento, llegando al último cuarto con un favorable 49-58.

1617_minicopa_gca-ucm-19

Sin embargo los maños lucharon para remontar y se llegó al último minuto con el encuentro empatado. La victoria se decidió desde la línea de tiros libres del lado del Tecnyconta Zaragoza, que estuvo más acertado y acabó ganando por 69-67.

Sin apenas descanso, el Gran Canaria tuvo que medirse al UCAM Murcia. El conjunto pimentonero, mucho más fresco, saltó al parqué del mítico Magariños dispuesto a marcar un ritmo difícil de seguir. Al descanso, los murcianos vencían por 26-44. Los grancanarios lucharon, no bajaron los brazos y llegaron a colocarse a 9 puntos, pero la remontada acabó siendo imposible.

Ya sin opciones de clasificación, los grancanarios cerraron la Minicopa Endesa en la jornada del lunes con dos muy buenos partidos. Llegó la única victoria del torneo frente al Cenor Obradoiro por un claro 74-38 en un choque controlado en todo momento.

1617_minicopa_fcb-gca-6

La última cita de la fase previa enfrentaba a los amarillos con uno de los grandes, el FC Barcelona Lassa. A pesar de la notoria diferencia física entre ambas plantillas, los pupilos de Dani Santiago pelearon cada balón y cada rebote. No se rindieron cuando, al descanso, se vieron con una desventaja de 16 puntos (41-25) y en el tercer período lograron recortar distancias. La garra de los chavales claretianos les llevó a situarse a tan solo cinco puntos del Barça en el último cuarto, antes de que finalmente la escuadra blaugrana acabara sumando otra victoria.