Comprar entradas

Liga Endesa

Etiquetas:

Clara derrota en Burgos (92-60)

Los claretianos tuvieron un día aciago en ataque y no tuvieron opciones de victoria.

El Herbalife Gran Canaria afrontaba en Burgos el primero de tres partidos consecutivos lejos de la isla. Apenas 48 horas después del envite burgalés, los amarillos enfrentaban al Casademont Zaragoza. Quizá por ello Porfi Fisac decidió cambiar el quinteto presentado en la jornada inaugural en casa combinando en la pintura a John Shurna y Jacob Wiley.

Tal y como sucediera hace seis días ante RETAbet Bilbao Basket, el pívot rival empezó haciendo daño. Dejan Kravic se hizo dueño y señor de la pintura, sumando de diferentes formas y siendo un factor diferencial. Al ‘Granca’ le costaba anotar y, llegado al ecuador del acto, apenas contabilizaban tres canastas de campo. Albicy asistía en dos de ellas, mostrando liderazgo, pero errático en el tiro.

Ambos equipos firmaron una pobre serie de tiro. El primer triple de la tarde llegaba a poco más de dos minutos del final del cuarto por mediación de Salvó (14-6, minuto 8), que ponía una diferencia de ocho puntos. Fisac paraba el encuentro buscando reactivar a los suyos. La labor defensiva del ‘Granca’ era positiva pero en ataque no había frutos. En los dos últimos minutos, eso sí, los claretianos eran capaces de sumar casi tantos puntos como en el resto del parcial, recortando distancias al término del primero (16-11).

Por primera vez en todo el partido, el Herbalife Gran Canaria encadenaba dos ataques consecutivos sumando. Un punto desde el tiro libre de Beqa Burjanadze, y dos de Jovan Kljajic (18-14, minuto 12) dejaban la diferencia en cuatro puntos. Y aunque tuvo el ‘Granca’ posesión para seguir recortando distancias, el Hereda San Pablo Burgos siguió apretando el acelerador para dejar atrás definitivamente a los claretianos.

Con un Kravic sideral -16 puntos al descanso-, y con Omar Cook controlando el tempo del partido, los de Joan Peñarroya volaron sobre el parqué del Coliseum. Un triple de Beirán (26-19, minuto 15) a cinco minutos del descanso dejaba la desventaja isleña en un solo dígito… Pero de ahí al intermedio los de Fisac encajarían un demoledor parcial de 16-2 que permitía a los burgaleses doblar en el luminoso a un desdibujado Herbalife Gran Canaria (42-21).

Sin reacción

Debía cambiar algo Porfi Fisac si quería ver a su equipo con opciones de victoria. Remontar 21 puntos en una mitad no era misión imposible, pero sí una muy complicada.

Fabio Santana salió de inicio tras el paso por vestuarios buscando incomodar a Alex Renfroe. El americano, sin embargo, siguió mostrándose muy superior a su par, tal y como hacía Omar Cook cuando estaba en pista. Los de Peñarroya no solo mantenían la ventaja, sino que la aumentaban. Kravic levantaba a sus compañeros en el banquillo con un mate en la cara de Costello (53-27, minuto 25) que acababa en falta del pívot amarillo.

Con una zona en defensa, los claretianos intentaban capear el temporal que estaban sufriendo desde mitad de segundo cuarto. Sin embargo, Hereda San Pablo Burgos contaba con innumerables armas. McFadden, de tres, y Benite, en una media vuelta (61-31, minuto 28) mandaban la diferencia en el marcador a la treintena de puntos. Los amarillos, sin respuestas, afrontaban el último cuarto con el único objetivo de acabar con las mejores sensaciones posibles (68-34).

Los últimos diez minutos carecieron de historia. El Herbalife Gran Canaria siguió estando a manos de un Hereda San Pablo Burgos que mantuvo un altísimo nivel de juego y confianza para sumar su primer triunfo del curso y hacerlo con una amplia diferencia. Los amarillos, con 1-1 en su balance, pelearán el domingo en Zaragoza para obtener el segundo triunfo (92-60).

Etiquetas: