Comprar entradas

Eurocup

Derrota en la primera visita a Estambul del Top 16 (88-70)

El equipo turco se llevó el partido desde la intensidad y tras una gran segunda mitad.

Nadie iba a descubrir este miércoles el enorme potencial del Darussafaka. Uno de los máximos favoritos para levantar el trofeo de la 7Days EuroCup, este equipo turco acostumbrado a la Euroleague recuperaba para la cita ante Herbalife Gran Canaria al MVP Scottie Wilbekin. Con 19,2 puntos y 5,2 asistencias por choque, fue el mejor jugador del torneo en la primera fase, y volvía tras lesión. Una ausencia que los de Blatt no acusaron en pista del Galatasaray en la primera jornada del Top 16, donde lograron tumbar a sus vecinos sin dificultad por 65-84.

Salió con todo el Darussafaka. El conjunto de Estambul hizo gala de su abrumadora superioridad física tanto en un aro como en otro. En labores defensivas ahogaba al Herbalife Gran Canaria y en ataque aprovechaba la fuerza física para sumar innumerables segundas ocasiones. Así llegó la primera canasta del partido, tras dos rebotes ofensivos, y de las yemas de los dedos de Wilbekin. La salida de los locales fue en tromba y los de Casimiro apenas tenían argumentos para pedir diálogo. Un canastón de Wilbekin (12-2, minuto 4) que, curiosamente, no estaba especialmente inspirado, forzó el tiempo muerto del manchego.

Surtió efecto. Fue tímido pero, al menos, los suyos supieron lo que era anotar nuevamente tras varios minutos sin hacerlo. Lo hizo Marcus Eriksson desde más allá de 6,75. Sin embargo, fue un futil esfuerzo en evitar que la desventaja superara la barrera sicológica de los diez puntos. Una acción de dos más uno de JaJuan Johnson en una rápida transición disparaba al equipo turco. Aguilar lograba anotar cinco puntos consecutivos con un triple, pero el dominio era incontestable tras el primer acto (24-11).

Requería el partido, el contexto y el rival, la mejor versión del Herbalife Gran Canaria. Y si no lo fue, la del segundo cuarto se acercó muchísimo. Con Nico Brussino debutando y mostrando su inteligencia para el juego con varios pases, los grancanarios reaccionaron a lo grande. Lo hicieron con Oriol Paulí en el puesto de base, dirigiendo a su equipo y haciendo una gran labor defensiva sobre Wilbekin. Tras dos minutos el parcial era solo de 0-4 pero Blatt lo paraba, alarmado por el devenir del choque. Lo vio pero no supo pararlo.

Los amarillos siguieron recortando la diferencia y el parcial llegó a ser de 0-10 con canasta de DJ Seeley (24-21, minuto 15) para llegar al ecuador del cuarto con el partido muy igualado. El cubano Howard Sant-Roos rompió la sequía anotando de manera individual pero los amarillos siguieron amparándose en un inspirado DJ Seeley para seguir mirando a los ojos al gigante otomano. Un triple de Pablo Aguilar y otra canasta del californiano, autor de 8 puntos en el cuarto, daba la primera ventaja de la tarde a los visitantes.

Wilbekin asumió responsabilidades. Lo llevaba haciendo durante todo el encuentro pero, en los instantes finales de la primera mitad, lo hizo con mayor acierto. El choque derivó en constantes alternancias y cinco puntos consecutivos de Albert Oliver parecían mandar el partido al descanso con ventaja isleña, pero el propio Wilbekin batía a la bocina con un triple a tabla para dar dos de renta a los suyos (40-38).

Un Darussafaka superior en todas las unidades

Si quería tener opciones de victoria, el Herbalife Gran Canaria estaba obligado a prolongar la casi inmaculada versión del segundo cuarto hasta el final. No iba a conceder ni una facilidad la escuadra de David Blatt y lo avisó muy pronto. Scottie Wilbekin, que había fallado sus primeros cuatro lanzamientos de tres para anotar el quinto sobre la bocina y a tablero, clavó su primer intento desde más allá de siete metros tras la reanudación. Pero fue su suplente, Cummings, quien tomó por sorpresa a los amarillos (51-42, minuto 24) con su irrupción en el partido.

DJ Seeley intentó mantener enchufado a su equipo pero el esfuerzo del californiano, que acabaría con 24 puntos, fue estéril. Incluso Ozmizrak, tercer base en la rotación de Blatt, anotaba de tres a la mínima ocasión que tenía. Su canasta obligó a Casimiro a pedir tiempo muerto con su equipo 12 abajo, pero no sirvió de mucho. El propio base local le robaba la cartera luego a Oriol Paulí para anotar. Encadenó el equipo grancanario varios desaciertos y fallos de comunicación en ataque que aprovechó un hambriento Darussafaka. La marcha en el marcador del equipo turco coincidió con la segunda unidad en pista y con el propio Ozmizrak y Ulubay dando valor a la aportación doméstica en la americanizada plantilla de Blatt. A falta de un cuarto, eran 13 los puntos de diferencia entre ambos equipos (64-51).

Salió con un parcial 6-0 en minuto y medio el conjunto de Darussafaka y Luis Casimiro se vio pidiendo tiempo muerto antes de lo deseado. El Herbalife Gran Canaria no tuvo la intensidad necesaria para reengancharse al partido con varias buenas acciones y por ahí se fueron las pocas opciones de victoria que pudo haber tenido el conjunto isleño.

Darussafaka dominó en el último cuarto a merced, con JaJuan Johnson dejando dos mates para el recuerdo que a buen seguro harán su aparición entre las mejores jugadas de la jornada de la 7Days EuroCup. DJ Seeley, ante la ausencia de un Marcus Eriksson perfectamente limitado por la defensa turca, se puso los guantes de genio para llevar el peso anotador de su equipo y evitar que la desventaja superara la veintena. De hecho, en los últimos minutos de encuentro los claretianos llegaron a situarse a 13 puntos, algo que no gustó a Blatt, quien solicitó tiempo muerto. Pidió el segundo para preparar una última jugada cuando restaban seis segundos y su equipo ganaba por 17. Espíritu de campeón.

El resultado final fue de 88-70 y deja al Darussafaka como líder en solitario. El Herbalife Gran Canaria, con 1-1 como balance, viaja ahora a Murcia para su compromiso de Liga Endesa antes de volver a Estambul, donde aguardará Galatasaray en la tercera fecha continental.