Comprar entradas

Liga Endesa

El Herbalife Gran Canaria cede ante un acertado FC Barcelona Lassa (77-93)

Tras una igualada primera mitad, el equipo culé se hizo fuerte en el tercer acto.

Batalla de altos vuelos en el Gran Canaria Arena. El recinto de Siete Palmas albergaba un duelo directo en la lucha por el Playoff entre el Herbalife Gran Canaria y el FC Barcelona Lassa. El equipo culé, invicto hasta hace siete días en Liga Endesa desde la llegada a comienzos de febrero de Svetislav Pesic, llegaba a la cita con el objetivo de seguir la estela de Baskonia y Real Madrid y evitar mirar hacia abajo. Los grancanarios, por su parte, con la misión de obtener un triunfo de enorme valor moral y clasificatorio.

Los minutos de retraso debido a un problema en una de las canastas no enfriaron a los jugadores. El choque arrancó a un ritmo frenético de acierto. Albert Oliver anotó en el primer ataque claretiano y el equipo de Pesic demostró, de salida, que estaba en la isla para ganar desde el inicio. Thomas Heurtel, probablemente el jugador más en ritmo de toda la Liga Endesa, anotó su primer triple en el primer intento. El conjunto blaugrana tomó ventaja en los compases de arranque gracias al acierto exterior y a la dirección del base galo. Un triple de Koponen a pase de Heurtel (8-12, minuto 5) daba cuatro de renta al equipo culé.

La diferencia llegó a ser de seis tantos, pero dos triples de Rabaseda y DJ Seeley neutralizaban la escapada visitante. El Herbalife Gran Canaria sabía jugar al juego de un FC Barcelona Lassa confiado, con gran nivel y acierto. El encuentro transcurría con gran igualdad y solo un triple de Pau Ribas significaba la diferencia en el luminoso del recinto de Siete Palmas tras los primeros diez minutos (18-21).

Nikola Radicevic fue el primer en abrir fuego en el segundo cuarto anotando desde siete metros. La igualada fue efímera, pues en el siguiente ataque Navarro anotaba con Ondrej Balvin tendido en el suelo, lo que levantó las críticas de la parroquia claretiana. El checo, que pisó a su compañero Radicevic al caer de un salto, se retiró al banquillo pero pudo volver. No detuvo esto el gran estado del base serbio del equipo amarillo. Radicevic se fue hasta los siete puntos seguidos (25-24, minuto 13) para poner por delante al Herbalife Gran Canaria.

Aguantaba el Barça gracias al acierto de Heurtel. El francés anotaba, asistía y era el encargado de hacer que el conjunto culé siguiera carburando. Con 32-30 en el marcador tras una canasta de Rabaseda, Oriol Paulí retornaba a las canchas tras más dos meses y medio fuera por una grave lesión producida en un entrenamiento. Con el alero catalán en cancha el equipo logró su mayor ventaja (36-30, minuto 18) a pesar de ver cómo Rabaseda se debía retirar a vestuarios tras un duro golpe de Koponen en la lucha por un rebote. Un empujón final del Barça apretó el marcador antes del intermedio (38-37).

Brillo exterior del Barça

Ondrej Balvin sumaban la primera de la segunda parte bajando el balón a placer. El equipo culé, sin embargo, se enchufaba pronto tras la reanudación gracias al tremendo acierto de Petteri Koponen. El escolta finés clavó dos triples en cuestión de segundos para darle la vuelta al electrónico. Los de Pesic se encontraban cómodos, quizá en el mejor momento de lo que se llevaba de tarde, y además las decisiones arbitrales ayudaban a dar alas a esa inercia. Balvin veía una técnica por protestar una falta y, entre una cosa y otra, el conjunto catalán se escapaba por encima de los dobles dígitos (48-59) tras canasta de Pierre Oriola.

El conjunto amarillo reaccionó en los instantes finales con el liderazgo de Nikola Radicevic y la energía de Oriol Paulí. El catalán, errático en ciertas ocasiones debido a la lógica falta de ritmo, estuvo acertado en dos acciones consecutivas anotando de cancha a cancha y, luego, un triple. Los isleños llegaron a estar a seis puntos, pero Pau Ribas clavaba un triple como hiciera en el primer cuarto en los instantes finales para hacer la misión de ganar una muy, muy difícil (58-67).

El parcial del tercer acto había sido de 20-30 y se antojaba complicado conseguir la remontada ante un FC Barcelona Lassa que iba de menos a más y que disfrutaba de una buena renta. Una canasta de DJ tras rebote y otra de Paulí contrarrestaba el error inicial que había permitido a Ribas sumar con facilidad. Los grancanarios estaban a nueve, pero el Barça controlaba el tempo del partido con temple y, además, con numerosas segundas oportunidades en el rebote. Koponen, con otro triple (62-74, minuto 34) ponía demasiada tierra de por medio.

Los últimos cinco minutos del partido fueron un quiero y no puedo de un voluntarioso Herbalife Gran Canaria que luchó hasta el final. El equipo buscó robos en las líneas de pase, ataques rápidos, tiro exterior… pero el FC Barcelona Lassa estaba muy acertado. Sonreían Koponen, Heurtel, Moerman y todos los hombres de un equipo blaugrana en estado de gracia y con un gran estado de forma. El acierto exterior de los catalanes, especialmente de un Koponen que se fue hasta los 23 puntos con 5/6 desde más allá de 6,75, acabó siendo clave.

Los de Pesic sumaron un triunfo que les hace escaparse en busca de un puesto como cabeza de serie, mientras que el Herbalife Gran Canaria cae al séptimo puesto manteniendo un triunfo de ventaja con respecto al noveno, y décimo, clasificado.