Comprar entradas

Noticias

La defensa baskonista seca al Herbalife Gran Canaria (71-84)

Los claretianos, tras mandar en el primer cuarto, no pudieron competir hasta el final con un Baskonia más entonado.

Dos equipos enrachados en la Turkish Airlines EuroLeague se daban cita en el Gran Canaria en busca del triunfo. Herbalife Gran Canaria intentaba lograr su cuarta victoria consecutiva; el Kirolbet Baskonia, la cuarta en los últimos cinco choques. El ganador, sea quien fuera, acabaría la jornada muy cerca del Playoff… Si no dentro.

El conjunto claretiano siguió contagiado de la inercia positiva que le acompaña en las últimas semanas. Siendo el tercer partido en casa en apenas cinco días, los amarillos saltaron al parqué totalmente enchufados. Rabaseda anotó en el primer ataque local y enseñó el camino a sus compañeros para que el’ Granca’ dominase en los compases iniciales. Un triple de DJ Strawberry (11-7, minuto 4) hacía algo de ‘justicia’; el Baskonia se veía ahogado por la defensa isleña pero acababa anotando en situaciones complicadas.

El Herbalife Gran Canaria controlaba el tempo del partido y los de Velimir Perasovic solo eran capaces de anotar en finales de posesión y tras ataques muy trabados. La labor defensiva de los amarillos era de notable, pero los baskonistas acababan hallando la manera de sumar para no descolgarse demasiado. La máxima, que llegó a ser de nueve (23-14, minuto 8), se acabó quedando en cinco al término del primer cuarto después de un triple de Shields (27-22).

El equipo vitoriano subió el nivel defensivo en el segundo cuarto. Encajar 27 puntos en diez minutos no era ingrediente en la receta del triunfo y lo tenían claro los de ‘Peras’. Así, el Herbalife Gran Canaria empezó a sufrir para anotar y no lo hizo durante más de tres minutos. Cinco puntos de Granger (27-27, minuto 13) igualaban el encuentro con un cuadro vasco en clara línea ascendente. Los amarillos no hallaban la manera de quitarle la tapa al aro rival.

Lo hizo Eulis Báez momentáneamente anotando cuatro puntos: un triple y un tiro libre que fueron, durante ocho minutos del segundo acto, los únicos tantos del Herbalife Gran Canaria. Con tan poco bagaje ofensivo, era inevitable que el Baskonia obtuviera sus primeras ventajas en la noche. Lo hizo con Diop en pista. La intensidad -en general, por encima del límite normalmente permitido- del pívot español dio un plus de energía al conjunto vitoriano, que desde la línea de 6,75 fue capaz de cerrar la primera mitad con seis puntos de ventaja (35-41).

Sin gasolina

La garra de Eulis Báez y Xavi Rabaseda salió a relucir tras la reanudación del choque. El paso por vestuarios parecía haber dado algo de aire al ataque claretiano. La pizarra surtía efecto y el ‘Granca’ conseguía recortar distancias (42-44, minuto 22) con ideas ofensivas y una labor seria en defensa. Sin embargo, el Kirolbet Baskonia entró en ebullición gracias a sus tiradores. Matt Janning lideró al equipo vitoriano y Luca Vildoza también sumó a la causa desde más allá de 6,75 (46-54, minuto 26) para poner en clara ventaja al equipo visitante. El Herbalife Gran Canaria, que había cerrado el primer cuarto con 27 puntos, seguía atascado de cara al aro.

Dos tiros libres de Matt Janning elevaban la diferencia hasta los dobles dígitos. Víctor García, con rotación de 10 hombres más Fischer y Vene, empezaba a ver cómo el encuentro se le hacía largo a los suyos. El americano reapareció tras su lesión de cuatro semanas en los últimos minutos del tercer acto. Los baskonistas seguían siendo dueños y señores del encuentro y Shavon Shields cogía el testigo de Janning. Con siete puntos consecutivos (48-63, minuto 29) catapultaba a un Kirolbet Baskonia cómodo en la pista, con la situación bajo control. Una quincena de puntos parecía colchón suficiente para que el conjunto baskonista sumara el triunfo. Pero quedaban diez minutos (53-68).

Avisaba Víctor García la fatiga del equipo en la previa del choque y que los suyos intentarían llegar hasta donde las fuerzas alcanzaran. En ese sentido, el Baskonia se vio mucho más fresco sobre la pista, personificado en un Luca Vildoza que desde el puesto de base mordió y secó al ‘Granca’. Seguía sin poder anotar el conjunto claretiano y el tiempo no perdonaba.

García dio entrada a Siim-Sander Vene cuando restaban unos cuatro minutos de partido. El estonio debutó así con la casaca claretiana y lo hizo anotando un triple en su primer intento.

Al final, el Herbalife Gran Canaria vio cortada su buena racha en Turkish Airlines EuroLeague, una competición que no perdona y que en dos días aguarda un nuevo duelo para los amarillos en casa del gigante Olympiacos.