Comprar entradas

Eurocup

Se escapa el triunfo en Krasnodar (79-74)

Los amarillos estuvieron por delante hasta minuto y medio para el final.

Dos batallas de cuarenta minutos. Krasnodar y Gran Canaria como escenarios. Los amarillos, tras vencer a Valencia Basket el domingo, emprendieron viaje en cuestión de horas para llegar a Rusia y competirle al máximo favorito. Dentro de la terna de equipos, los de Sasa Obradovic se habían desmarcado por méritos propios: 16 victorias en 16 partidos, ni una sola derrota, dominio absoluto. Además, la mejor defensa.

Y con todo presente, el Herbalife Gran Canaria saltó al Basket Hall con una misión clara. Un plan que acometer, que cumplir. La primera bola fue para los amarillos y acabó en triple de Xavi Rabaseda tras rebote ofensivo. Los claretianos arrancaron entonados y firmaron una salida brillante, con acierto en ataque y una gran intensidad defensiva. En los primeros tres minutos de encuentro, el conjunto local solo pudo anotar dos puntos desde el tiro libre, mientras que los grancanarios volaban sobre el parqué. Literalmente, además. Rabaseda corría, Balvin culminaba el alley-oop (2-10, minuto 3) y el técnico balcánico se veía obligado a parar el choque.

Era imposible arrancar un encuentro de tal calibre con mejor puesta en escena. La diferencia llegó a ser de dobles dígitos gracias a la inspiración de Nikola Radicevic. El base serbio clavó ocho puntos en el primer acto, y un triple suyo (5-17, minuto 5) elevó la ventaja isleña hasta la docena de puntos. Del lado ruso saltó a pista Joe Ragland. El americano fue la chispa que necesitaba el Lokomotiv Kuban para enchufarse al encuentro. De hecho él fue el encargado de anotar la primera canasta en juego de su equipo con más de cinco minutos disputados. La reacción llegó tras 10-21 que se alcanzó con canasta de DJ Seeley, y el invicto cerró el cuarto a tan solo tres puntos con un parcial de 14-6 liderado por Ragland y Babb (24-27).

La segunda unidad claretiana parecía haber ralentizado el juego ofensivo del equipo. Con un desacertado Brussino en pista, el Herbalife Gran Canaria sufría para hallar puntos. También con Balvin en el banquillo, lastrado por dos faltas personales cometidas en los instantes iniciales. Lokomotiv Kuban se colocó a un solo punto, y gozó de posesiones para tomar la delantera por primera vez en la tarde, pero no las aprovecharon. Y el Herbalife Gran Canaria, con paciencia y buena actitud defensiva, volvió a abrir distancias. DJ Seeley lograba una acción con adicional y Pablo Aguilar clavaba un triple (31-35, minuto 15) para poner tierra de por medio.

Pasado el ecuador, llegó el momento de Gal. Al israelí le costó hacer funcionar al equipo, pero estuvo inspirado con cinco puntos consecutivos (31-40, minuto 16) que desesperaron a Obradovic. El balcánico destinó una bronca a los suyos que no surtió demasiado efecto. Los amarillos, con un triple de Xavi Rabaseda, volvieron a irse de once, pero desde el interior el equipo local logró recortar distancias (39-47).

Se consumó la remontada

El Herbalife Gran Canaria seguía por delante. Había logrado endosar 47 puntos a la mejor defensa del campeonato, que encajaba de media 69. Los de Luis Casimiro debían estar preparados para una mejoría de Lokomotiv Kuban, acostumbrado en su racha de 16-0 a obtener triunfos tras notables remontadas. No lo quería así el Granca, pero podía suceder.

Un rápido parcial de 5-0 con canastas de Babb y Qvale permitieron a los rusos situarse a solo cinco puntos. Al Herbalife Gran Canaria le costaba horrores anotar y los de Obradovic, poco a poco, llevaban el partido a su terreno. Posesiones lentas, tiros en los últimos segundos, ataques trabados. Y, jugada a jugada, la distancia era menor. Lokomotiv Kuban llegó a ponerse a tres puntos (49-52, minuto 26) gracias al tiro libre, al que recurrió con ataques incisivos y en el que se mostró impacable.

Los amarillos sufrían para encontrar maneras de sumar puntos. Cada ataque era un calvario pero la buena actitud de los claretianos permitía al Herbalife Gran Canaria seguir por delante en el marcador. Xavi Rabaseda, brillante en todos los aspectos, anotó un triple liberador (51-58, minuto 28) que daba aire a los isleños. Pero la remontada se consumaba, al menos a medias, con un parcial de 8-1 culminado por Qvale en la pintura. Detuvo el tiempo Luis Casimiro para trazar la última jugada del tercer cuarto y el ataque fue perfecto: triple de Pablo Aguilar sin tiempo para respuesta (59-62).

La ventaja seguía siendo de los grancanarios, pero Lokomotiv Kuban había llegado al partido. A través de la defensa, los rusos habían impuesto su juego al desarrollo del choque. Y, en esa tesitura, el desenlace se antojaba gris. Fuera el que fuera, el esfuerzo y actitud de los jugadores amarillos fue brillante ante un equipo invicto, consciente de su favoritismo. El Granca consiguió mantener la renta a favor con los primeros puntos de Brussino. Luego llegó el triple de Albert Oliver (61-67, minuto 34) para estirar el chicle. Obradovic ya había solicitado tiempo muerto, y aunque su equipo defendía con intensidad, en ataque seguían sufriendo.

El Herbalife Gran Canaria firmó un partido redondo. Apenas un asterisco en los instantes finales. Brussino anotaba su único triple de la tarde para poner siete puntos entre Lokomotiv Kuban y grancanarios. Con 63-70 en el electrónico, y algo más de cuatro minutos por jugar, los amarillos tuvieron un cortocircuito. Se oscureció el camino hacia el triunfo mientras el ‘Loko’ reaccionaba. Y parecía la reacción definitiva.

A dos minutos del final, Kulagin desde el tiro libre ponía el 70-70. Y a minuto y medio, triple de Ragland para el 73-70. Durante más de 38 minutos el Herbalife Gran Canaria mandó en el marcador, pero el luminoso, cuando llegaba el momento decisivo, era negativo. Radicevic mostró sangre fría clavando un triple en la siguiente acción con pocos segundos de jugada. Pero fue el propio serbio quien luego resultó protagonista en sentido contrario: a 40 segundos del final, perdía la bola y permitía a Kulagin machacar.

La tuvo Albert Oliver, con 77-74 en el marcador, para forzar la prórroga desde más allá de 6,75. No entró y el Lokomotiv Kuban acabó alzándose con el triunfo en el primer asalto. El segundo, el viernes a las 20 horas en el Gran Canaria Arena.